sábado, 4 de abril de 2009

Archivo: Tumbes enfrenta a la delincuencia

A continuación, nota de El Comercio

2008-11-30

Mototaxistas de Tumbes se organizan para controlar asaltos en la carretera
http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2008-11-30/mototaxistas-tumbes-organizan-controlar-asaltos-carretera.html

Vía Zarumilla-Papayal estaba en manos de la delincuencia. Los transportistas cuentan con el apoyo de la Municipalidad Distrital de Papayal

En los últimos 18 meses, la ruta Zarumilla-Papayal se había convertido en la más peligrosa del departamento de Tumbes por la presencia de asaltantes que emboscaban a motociclistas y mototaxistas, quienes no sabían cómo escapar de los malhechores.

Según los mismos afectados, los delincuentes asesinaron a diez personas en año y medio. Todo esto obligó a los 110 mototaxistas a organizarse y formar un grupo de protección. La medida ha dado resultados.

En total son 18 personas las que cuidan los ocho kilómetros de la vía. Ellas, provistas de escopetas y látigos, han conseguido que en los últimos dos meses no se cometa ningún asalto.

Según Manuel Alejandro Arteaga Pulache, secretario de organización del comité de mototaxistas, fue gracias a la iniciativa del alcalde de Papayal, Edwin Rivas, que se formó el grupo de protección, al ver que la policía no podía apoyarlos. Para ello compró chalecos para los pobladores y una camioneta que utiliza el serenazgo.

En las patrullas hay mujeres que se encargan de cobrar un peaje voluntario que sirve para cubrir los gastos de los vigilantes. "Solo paga el que quiere colaborar", dice Arteaga Pulache.

Este Diario pudo comprobar que en solo unos minutos, todos los transportistas daban su contribución de buen talante. Ellos manifestaron que antes el lugar estaba bajo el dominio de asaltantes, pero la situación ha cambiado. Varios de ellos también comentaron que les gustaría ver presencia policial.

Los mototaxistas se reúnen semanalmente para elaborar un cronograma de trabajo, pues algunos estudian y tratan de cumplir con sus labores de vigilancia sin descuidar sus clases.

El jefe de la policía en Tumbes, el general Mario Obregón Mattosa, agregó que en Zarumilla las fuerzas del orden ya han desbaratado una banda que operaba en la frontera.

El alcalde de Papayal, Edwin Rivas, indicó que han acordado con la policía en que solo los miembros del serenazgo y algunos integrantes del comité de vigilancia tengan licencia para portar armas de fuego.

COMENTARIO DEL EDITOR
Seguridad ciudadana*

Lo que pasa en el distrito tumbesino de Papayal nos sirve para reflexionar sobre la seguridad ciudadana en el país.

Primero debemos decir que es loable la actitud de los transportistas de organizarse y combatir ellos mismos a la delincuencia, ante la notoria ausencia del auxilio policial.

También es digna de reconocimiento la labor que cumple el alcalde distrital de Papayal, Edwin Rivas, quien mejoró el servicio de serenazgo y dio ayuda a los mototaxistas para que puedan organizarse.

Lo que sí preocupa es que cuando el equipo periodístico de este Diario fue a conocer pormenores de este tema, los vigilantes tenían escopetas compradas por ellos mismos, pero , al parecer, sin contar con los documentos de ley para portar armas.

Solo a partir de la presencia de la prensa es que las autoridades responsables se comprometieron a poner orden en el uso de las armas.

El tema de fondo en este caso es el escaso apoyo que recibe la población de parte de la policía, pero muchas veces no por culpa de dicha institución, sino por la grave crisis que sufre ese organismo del Estado.

Tumbes es una región fronteriza con muchos problemas de seguridad, pero que no cuenta, para empezar, con los agentes ni equipos necesarios para cumplir su labor. Recientemente, un comité cívico compró motocicletas, pero no es suficiente para cumplir con controlar la delincuencia, el narcotráfico, el pandillaje y, por si fuera poco, cuidar la frontera.

Lamentablemente, la mala situación de la policía no solo se percibe en Tumbes. Es necesario que todos apoyemos para mejorar su situación ya que de ellos depende nuestra seguridad.

* Martín Huancas Chinga. Editor de Perú

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada